El niño de Júpiter.

El niño de Júpiter olía a menta y tenía mucho imaginación. Llegó como llegan los mejores, con una sonrisa en la cara y un poco de hollín en las mejillas. Cuando aterrizó en el parque, bajó de su nave espacial como un héroe, pero no vio a nadie que fuera a recibirlo. El niño de Júpiter vagó durante horas por las calles desiertas de la ciudad, tocó los árboles desnudos, la hierba al pie de la escalera de metal y la bombilla de una farola que daba calor. Y cuando estaba a punto de darse por vencido, vio al final de los adoquines unos ojos tan intensos que se removió todo su interior. Quiso acercarse a ellos, explorar la cuenca de aquellos iris chocolate, pero empezó a llover, parpadeó y, cuando quiso darse cuenta, ya no estaban.
Desde entonces, El niño de Júpiter ha buscado por todos los países, los planetas y las estrellas que ha podido, pero no ha vuelto a encontrarlos.

18 comentarios:

Wik@♥ dijo...

qué lindo relato. Pobre niño jupiter :( . Besos si deseas puedes visitar mi blog :D

mili dijo...

quisiera poder conocer a ese niño de jupiter :) talvez mis ojos sean los que estan buscando, solo talvez.

Laura. dijo...

Seguro que El niño de Júpiter los encontrará, porque (estoy segura) de que él, con su nave, puede lograr todo lo que proponga.

Precioso, como siempre.♥
*Besos rellenos de felicidad

Miss Frenesí dijo...

Seguro que acaba encontrándolos, unas pupilas tan especiales no se encuentran en cualquier lugar del mundo.
Un beso enorme bonita (¡me encanta el nuevo diseño del blog!)

Gise dijo...

¡Hola! ¿cómo estás?
Ayyss que ternura *-*. Me encanto este micro-relato ^^, es precioso. Pobre de ese niño, pero todas formas me resulto hermoso, y muy conmovedor.
Cuídate mucho! y adiós.

Blanca G. Louve dijo...

Cuando menos se lo espere, ¡pam! Los encontrará de nuevo, y ya nunca volverá a perderlos (prometido)
Un beso,
y helado de vainilla.

Takuskita dijo...

Pobre niño Júpiter... Y pensar que ha recorrido tanta distancia para al fin encontrar aquellos ojos y que después éstos desaparezcan...

Muy bueno el relato, aunque estaría bien una segunda parte!! :)

Saludiness!

Lucía dijo...

Es la primera vez que veo el nuevo look del blog, no se si hará mucho que lo pusiste! Ha quedado realmente bien.
Me ha gustado mucho la historia del niño de Jupiter y le va muy bien al nuevo look. Como siempre preciosa la entrada, siempre las espero! Un beso.

Nirvana Cade dijo...

Buscar una mirada en una ciudad, dificil. (lo he intentado) Pero si sigue buscando quizas encuentre esos ojos.
Me gustó el niño de Jupiter, lindo relato.
Besos-

Karla Juárez ♥ dijo...

Hermoso :)

Yelrihs dijo...

Cuando dejé de buscar y se siente a disfrutar esa sensación de aquella mirada, solo entonces lo podrá encontrar. Lindo relato

Arquitextista dijo...

Algo le falta a tus cuentos, gustan, pero algo les falta.

Sonrisas.

Javi dijo...

La música lo ambienta todo muy bien.
Sentimos una devoción espacial por aquello desconocido, a veces, es hasta obsesiva.

Javi dijo...

Sé, y soy consciente de que la música que aquí compartes puede ser muy personal. Al menos a mí me lo parece. ¿Cómo podría conocer cuáles son?

Nel dijo...

lindo relato! seguro volvera a encontrarse con esos intensos ojos...besos!

Srta.While dijo...

¿En serio? Debe de buscarlo mejor, creo que los encontrará, tiene que hacerlo. ¿Ha buscado por todos los planetas? Mira que yo vi esos mismos ojos entre los anillos de Saturno (dile que pueden estar ahí)

abrazo
de oso polar.

Mavy dijo...

Hola!! Waaoh! Cuanto cambio has hecho por el blog! (Normal, llevo tanto tiempo sin usar blooger xD Que vuelvo,xD)

Me gustó el mini-relatito del niño de Jupiter, aunque me da penita :/

Esperemos que llegé a encontrarlos :)

Un saludo!

Dany nphenix dijo...

me ha encantado este relato. Me dio pena el niño Júpiter.
Besos.

2009-2016. Todos los derechos reservados a Alicia Alina.