Pasar el resto de la vida contigo.

Mechones de pelo suelto en un moño apresurado.
Los latidos del corazón 
(en una habitación en silencio).
Arrodillarse sobre la madera.
Extender la mano derecha.
Una caja en la palma.
Las arrugas que se forman con las sonrisas.
El crujir de una silla al levantarse.
Dos cuerpos que se abrazan.
Dilataciones de pupilas.
Cerrar los ojos cuando te
levanta en vilo y
girar el anillo de oro
en el dedo corazón.
-Sí, claro que sí.

5 comentarios:

TheWickedNightmare dijo...

Bello
Saludos

Laura. dijo...

Sabes convertir algo tan sencillo en algo maravilloso.

Simplemente increíble.
(besos
con sonrisas)

Athena Rodríguez dijo...

Eso de los compromisos no son lo mío, pero la belleza de tus palabras es innegable.

Gracias por el momento.

¡Besos y abrazos!

Didac Udagoien dijo...

debería estar prohibido, ya sabes, encerrar el corazón en un anillo, aunque sea de oro.

Cristina dijo...

Simplemente perfecto y muy emotivo :')

2009-2016. Todos los derechos reservados a Alicia Alina.