Hijos de un mismo dios.

"Si somos hijos
hijos de un mismo dios
por qué siempre caen los mismos
por qué".
Macaco.

Quiero un mundo donde no haga falta denunciar la libertad. Un mundo donde estar cuerdo no sea un reto. Y poder querer si restrinciones, sin normas, sin parámetros que nos obligan a decidir hasta que punto lo estamos haciendo bien o mal.
Nos dicen que tenemos que aguantarnos con lo que tenemos, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Nos dicen incluso que hemos amado demasiado.
¿Cuál es el secreto para ser feliz en un espacio y un tiempo dónde creces y vives dentro de cuatro paredes tan pequeñas que si queremos salir de ellas solo puede ser con la mente?

Rechazan la imaginación,
rechazan la voz,
porque es lo único que el pueblo tiene.
Lo único que no nos pueden quitar.

4 comentarios:

Mª José dijo...

Me encanta tu blog. El diseño, la estética que usas. Me parece un sitio muy íntimo. Ojalá yo consiga tanta perfección en el mío. Saludos.

carrouseldeemociones.blogspot.com.es

maduixeta dijo...

Estoy contigo. Tienes toda la razón.

una lluvia de besos

Sara Pérez dijo...

Cómo extrañaba leerte, madre mía.

No me gusta esta sensación de incertidumbre, de tener en el pensamiento que nos van a controlar hasta el aire que respiramos...

Que no nos falte imaginación y voz.

Un saludo.

Cristinargou dijo...

Hola!
Me preguntaba si podrías ayudarme a difundir una iniciativa divertida que estoy organizando en mi blog (incluso por si quieres apuntarte!) Verás, estoy buscando a personas a las que les guste escribir para un juego que se llama Cadáver exquisito.
Puedes ver aquí en qué consiste: cristinargou.blogspot.com.es
Si tienes alguna duda sobre algo no temas en preguntarme. Tienes hasta este domingo para apuntarte. Un gran abrazo! :) Y perdona el spam!

2009-2016. Todos los derechos reservados a Alicia Alina.