A lo mejor ser soñador es ser iluso. Mejor ser iluso que conformista.

Música.

¿Qué estamos haciendo con el mundo?
Quisiera creer que las cosas va a mejor. Que el sudor de la frente de tanta gente, que levantarse del asiento, son acciones que en algún momento mereceran la pena.
Escribir esto aquí no sirve de nada. Ya lo sé. Nada de lo que yo haga va a servir de nada, porque no tengo la fuerza suficiente, de manera individual, como para cambiar nada. 
Pero no por eso voy a parar. No por eso voy a rendirme. Hace muchos años, en el colegio, vi un documental sobre el calentamiento global. No sé cuantos años tendría. Ocho quizás. Le dije a un par de compañeros de clase; hagamos algo. Vamos a poner carteles por las calles, vamos a intentar protestar. Todos dijeron que no serviría de nada, porque solo teníamos ocho años, y nadie hace caso a los niños de ocho años. Y es verdad. Pero que importan la verdad, la razón, la posibilidad, cuando se tienen las ganas de un soñador. 
No puedo dejarme arrastrar por la idea de que no voy a servir de nada, porque entonces sería como dejarme morir. Y si algo es la vida, es una lucha contra la muerte. Hay que vivir luchando. Porque si no luchas, si no tienes esperanza, habrás desaparecido del mundo antes de empezar.
Nunca pierdas la esperanza de cambiar al mundo porque se puede.
Te juro que se puede.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Todavía no había encontrado a una persona tan luchadora y soñadora como tú, acabas de encender una chispa en mí que comenzaba a apagarse. Es curioso como sin conocer a una persona esta puede hacerte sentir tan, tan, tan desorientada quizás. Creo que por muy pequeños que seamos tenemos llamas que si crecen desde pequeñas nunca se apagan totalmente y ya sabes que si eres fuego, arrasas. Ha sido un placer leer eso y pensar que no eres la única persona que todavía tiene algo de valor para intentar cambiar algo y que algún día ese cambio, merezca la pena.

eliale dijo...

Me has hecho asomar una lágrima en el lagrimal.
Es bonito escribir y dejar algo para después recordar la pasión del momento, las fuerzas y todo lo que al día de hoy hacemos.
No dejes de escribir, de soñar al aire y de componer por dentro; que eso que llevas lo transmitas a los demás y llegue el día que el recuerdo sea suficiente para mantenerte de pie.

Un besote y un placer leerte.

Maruh dijo...

Hermoso! me encanta esa idea, y me encanta este blog. Voy a seguir explorando :)

2009-2016. Todos los derechos reservados a Alicia Alina.